en Montañismo

El pequeño gran CAÑÓN Riojano (Soto -Leza)

El rio Leza es la columna vertebral de la comarca del Camero Viejo (Reserva de la Biosfera), nace en los preciosos y frondosos bosques de hayedos y robles de Monte Real. Atraviesa un paisaje que se presenta en gran parte deforestado ( en contraposición de su “hermano” el Camero Nuevo) y que evidencia la profunda presión humana, agrícola (bancales) y ganadera en otros tiempos (desde el Neolítico) ,aunque se va recuperando (en todos los sentidos) poco a poco ,tras el despoblamiento y abandono de la segunda mitad del s. XX .

El Leza va recorriendo de forma pausada este magnífico espacio en busca del rio Ebro y “juega al escondite”, hasta el punto de desaparecer casi por completo (en época estival) bajo un manto pedregoso en los términos de Terroba y Soto (donde se está construyendo una presa), volviendo a aparecer de forma apoteósica, más abajo de Trevijano, en un paraje escondido de La Rioja y que merece nuestra protección, Las Fuentes del Restauro.  Una leyenda atribuye su formación, al traspiés que dio el caballo blanco de Santiago tras la ganada batalla de Clavijo
Salimos de Soto en Cameros  siguiendo la margen derecha por la Ruta por el Cañón del Leza ( primeros tramos balizados) con diferentes escapes que va “in crescendo “en su dificultad  hasta un tramo libre y salvaje (totalmente recomendable), donde encontraremos  algunos pasítos de escalada (III o IV con cuerdas fijas) si no queremos mojarnos o un fresco y más facil baño en sus pozas…   ( ¡Pero basta de cháchara! , gozar de las modestas instantáneas)
 
 
¿Que os ha gustado?,   bonita ruta  entre Soto en Cameros y Leza de rio Leza (Comarca del Camero Viejo en La Rioja) .Tiene múltiples escapes según nuestro nivel. Caminaremos por el fondo de los sinuosos meandros de esta magnífica y espectacular garganta de nuestro pequeño “gran” Cañón del rio Leza con más o menos agua según la época. Estaremos acompañados en todo momento por el vuelo de los numerosos buitres y otras rapaces, que anidan en sus escarpadas  laderas y  con la “banda sonora” de los graznidos de las chovas piquirrojas, entre matorral,enebros, aulagas, boj, quejigos, encinas y pinos laricinos que bajan buscando la humedad en el pedregoso cauce , y algún rastro de animales como heces (garduña, jablí o ciervo, etc. que son esquivos a nuestra vista)  ,egagrópilas (regurgitación de aves) sobre las rocas.
  1. Muchas gracias,hay un buen número de ideas (para todos los gustos) para entretenerse.
    Saludos.

Los comentarios están cerrados.